¡Sobrados de genios!

¡Sobrados de genios!

La importancia y calidad de una universidad la determinan el número de sus alumnos y la contribución de estos al beneficio de la humanidad. ¡En este caso vamos sobrados de genios ! Lingüistas, teólogos, científicos, dramaturgos, médicos, importantes mandatarios, etc.

Destacan- como si fuera el Dream Team de la literatura del Siglo de oro español: Lope de Vega, Tirso de Molina, Quevedo, Calderón de la Barca, del resto de disciplinas también podemos destacar a: Nebrija, Padre de nuestra gramática, a Juan Huarte de San Juan, Andrés Manuel del Río, descubridor del elemento químico vanadio. Diego de Argumosa -cirujano; fue el primero que utilizó la anestesia por inhalación con éter en España, en 1847. Julio Mazarino (1602-1661), cardenal de la Iglesia católica, y sucesor del Cardenal Richelieu (si el de los Tres Mosqueteros), al frente del gobierno de Francia. San Ignacio de Loyola… Y así podríamos seguir muchiiiiisimo tiempo enumerando grandes exalumnos complutenses.

Curiosidades

Educación humanista y gratuita para todos


San Ignacio de Loyola (1491-1556) fundador, y primer general de la Compañía de Jesús, fue alumno de la universidad cisneriana. Pagó su estancia trabajando en el hospital de Antezana, como te hemos contado ya por ahí.
Curiosidades

"El que parte y reparte..."


¿Tú también piensas en corrupciones de ámbito político actual cuando escuchas este refrán? ¡Pues hubo un tiempo en el que estas dinámicas grupales, de privilegios e injusticias, se llevaron la palma!: el S. XVII español, y sus protagonistas, los validos.
Curiosidades

De la calzada al vertiginoso asfalto


Mucho antes de que existieran las autovías, el recorrido de esta carretera ya era una vía de comunicación importante, Desde la época de los romanos este itinerario unía la actual Tarragona (Tarraco) ,la ciudad más importante de Hispania, con los territorios del sur de la Península —Mérida, capital de la Lusitania, y el puerto de Hispalis—, pasando a través de la meseta por el valle del Henares.
Curiosidades

¿Cómo se podía hacer más difícil (aun) la vida a un condenado?


Salvo que tengas capacidades teriantrópicas y te puedas colar por los barrotes de Azkabán, como Sirius Black, para ti, salir de cualquier cárcel hasta hace 100 años, sería misión imposible ¡Imagínate!, tu desgracia no solo consistiría en llegar sin billete de vuelta al último ricón de la tierra, sino que una vez allí serías sometido a terribles trabajos forzados, muchos de los cuales rozaban la esclavitud y la servidumbre.