¿Era Al-Andalús algo más que un cuento de las mil y una noches?

¿Era Al-Andalús algo más que un cuento de las mil y una noches?

¿Cómo es posible que un señor nacido en territorio musulmán sea santo, viva en el Madrid árabe, y salga a trabajar a un pueblo, este sí, en territorio cristiano? Curioso ¿verdad?, sobre todo si como a nosotros te enseñaron la historia en términos dicotómicos: “o cristianos o musulmanes”.

La realidad, es que este tipo de distorsiones categóricas son peligrosas, porque no solo afectan a la forma en la que miramos la historia, sino en cómo percibimos el mundo, en general. El periodo que conocemos como la Reconquista se da en un mismo territorio que recibe nombres distintos, reinos castellanos al norte y al-Ándalus al sur. La historia que ocurrió fue mucho más allá que las tres leyendas que se conocen sobre El Cid o los cuatro cuentos de Las Mil y una Noches que están en el ideario colectivo. ¡En 800 años pasan muuuuchas cosas! que tienen que ver con la Fe; cuestiones que, por cierto, no se dirimieron aquí, sino en Roma, Damasco o Bagdad. Y otras, que tienen que ver con lo estrictamente peninsular. De hecho, la circunstancia de san Isidro era muy común, ya que en los primeros siglos de al-Ándalus la mayoría de la población era cristiana y vivía relativamente tranquila en tierra musulmana, hasta, por lo menos, el S. XII, momento en el que los Almohades llegaron a la Península y volvieron a cambiar las reglas del juego para todos, sobre todo para los propios musulmanes.

Curiosidades

¿Del Rey de Patones, al Rey de España?


¿Qué país es este en el que un ciudadano particular se puede dirigir al Rey empleando ese mismo título para sí, y -lo que es más curioso- a sus conciudadanos no les extraña? Pues este país es España, donde la quintaesencia de ese pensamiento, que hoy creemos locura, la encarna a la perfección El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.
Curiosidades

Los caballos de Hispania, los Fórmula 1 del Imperio


Los caballos de Hispania se adquirían para los espectáculos de los grandes circos, incluido el Circo Máximo de Roma. En las afueras de Complutum, al noroeste, se encontraba un importante criadero de caballos que hoy conocemos como la Villa del Val.
Curiosidades

¡No vale ni la bula de Meco!


¿Has oído la frase “No vale ni la bula de Meco” para referirse a algo de lo que es imposible librarse de ninguna manera? Se debe a que los habitantes de Meco, en el siglo XV, recibieron una bula por la que podían saltarse el ayuno impuesto por el Papa, que por aquel entonces había que hacer todos los viernes del año y otros días establecidos. ¿Y a qué se debía esa excepción?
Curiosidades

¡Atento al suelo!


Menos llorar y rezar por el difunto, hoy en día la funeraria se encarga de todo. El proceso es tan distante que, al parecer, la muerte de un ser querido, desde el punto de vista psicológico, no se asume hasta pasado más de un mes.