«El que parte y reparte…»

«El que parte y reparte…»

¿Tú también piensas en corrupciones de ámbito político actual cuando escuchas este refrán? ¡Pues hubo un tiempo en el que estas dinámicas grupales, de privilegios e injusticias, se llevaron la palma!: el S. XVII español, y sus protagonistas, los validos.

Estos consejeros de los Austrias menores cimentaron su trayectoria sobre intrigas y vendettas, en lugar de optar por una carrera de meritocracia administrativa que les capacitara para la alta dirección del Estado. ¡Un sistema funcionarial que además llevaba funcionando como un reloj durante siglos!, El esfuerzo que, a este respecto, hicieron los Grandes de España junto con el alto clero fue indispensable para la construcción del vasto imperio. Sin embargo, a Olivares, como al resto de validos, les faltó inteligencia política y exceso de ambición a la hora de continuar esta tarea. Abusaron de la promoción personal -suya o del rey-, lo que generaba un gasto muy impopular y completamente insostenible.¡Por suerte, todo ese dispendio lo disfrutamos hoy como una de las herencias culturales más envidiadas del planeta! El Siglo de Oro nos dejó a los peores gobernantes, pero a los mejores genios de las artes y las letras. En este periodo se quedó preparada la mejor pinacoteca del mundo, a falta solo del edificio, ¡El Museo del Prado! También se escribieron las mejores obras de teatro -que llevan de actualidad siglos, copando la cartelera teatral de nuestro país- y se construyeron escenarios paisajísticos de ensueño, como el Jardín Del Buen Retiro, escenografía perfecta para las más suntuosas fiestas que eran envidiadas por todas las cortes europeas, ¡ríete tú de las de Ibiza de hoy en día! A lo mejor no lo habías pensado nunca, pero el desarrollo de estas no era de 10 a 12 de la noche, sino que se llevaba a cabo durante días y días -Lo mismo pasaba con el estreno de una obra de teatro de Calderón de la Barca, que podía prolongarse toda una jornada-. Y es que, la vida cortesana en el S. XVII era así, no había prisa y a nadie le esperaban el lunes en la oficina a las 7 de la mañana.

Curiosidades

Las reclamaciones al maestro armero... y el tiro por la culata


Ambas expresiones proceden de la Guerra de Sucesión (1701-14). momento en el que ya sabes que no solo estuvo en juego el futuro de España, sino el control de la hegemonía del Viejo y Nuevo Continente.
Curiosidades

¿Era Al-Andalús algo más que un cuento de las mil y una noches?


¿Cómo es posible que un señor nacido en territorio musulmán sea santo, viva en el Madrid árabe, y salga a trabajar a un pueblo, este sí, en territorio cristiano? Curioso ¿verdad?, sobre todo si como a nosotros te enseñaron la historia en términos dicotómicos: “o cristianos o musulmanes”.
Curiosidades

¿Sabías que para los Reyes Visigodos era muy importante que no les "tomaran el pelo"?


En la España visigoda, al menos, el pelo largo era un distintivo real y la parte del cuerpo de la que se suponía que “emanaba” el poder real. En las luchas y escaramuzas de la época, una forma común en la España visigoda de destronar a un monarca e inhabilitarle de por vida para el mando era afeitarle la cabeza, ¡menuda afrenta!
Curiosidades

Educación humanista y gratuita para todos


San Ignacio de Loyola (1491-1556) fundador, y primer general de la Compañía de Jesús, fue alumno de la universidad cisneriana. Pagó su estancia trabajando en el hospital de Antezana, como te hemos contado ya por ahí.