«El que parte y reparte…»

«El que parte y reparte…»

¿Tú también piensas en corrupciones de ámbito político actual cuando escuchas este refrán? ¡Pues hubo un tiempo en el que estas dinámicas grupales, de privilegios e injusticias, se llevaron la palma!: el S. XVII español, y sus protagonistas, los validos.

Estos consejeros de los Austrias menores cimentaron su trayectoria sobre intrigas y vendettas, en lugar de optar por una carrera de meritocracia administrativa que les capacitara para la alta dirección del Estado. ¡Un sistema funcionarial que además llevaba funcionando como un reloj durante siglos!, El esfuerzo que, a este respecto, hicieron los Grandes de España junto con el alto clero fue indispensable para la construcción del vasto imperio. Sin embargo, a Olivares, como al resto de validos, les faltó inteligencia política y exceso de ambición a la hora de continuar esta tarea. Abusaron de la promoción personal -suya o del rey-, lo que generaba un gasto muy impopular y completamente insostenible.¡Por suerte, todo ese dispendio lo disfrutamos hoy como una de las herencias culturales más envidiadas del planeta! El Siglo de Oro nos dejó a los peores gobernantes, pero a los mejores genios de las artes y las letras. En este periodo se quedó preparada la mejor pinacoteca del mundo, a falta solo del edificio, ¡El Museo del Prado! También se escribieron las mejores obras de teatro -que llevan de actualidad siglos, copando la cartelera teatral de nuestro país- y se construyeron escenarios paisajísticos de ensueño, como el Jardín Del Buen Retiro, escenografía perfecta para las más suntuosas fiestas que eran envidiadas por todas las cortes europeas, ¡ríete tú de las de Ibiza de hoy en día! A lo mejor no lo habías pensado nunca, pero el desarrollo de estas no era de 10 a 12 de la noche, sino que se llevaba a cabo durante días y días -Lo mismo pasaba con el estreno de una obra de teatro de Calderón de la Barca, que podía prolongarse toda una jornada-. Y es que, la vida cortesana en el S. XVII era así, no había prisa y a nadie le esperaban el lunes en la oficina a las 7 de la mañana.

Curiosidades

Los espacios y los protagonistas que nunca faltaban en las antiguas películas de vaqueros


Nuevo Baztán ha sido escenario de numerosas películas, la mayoría de ellas del Oeste. Y es que, este tipo de poblado en piedra, encarna perfectamente la idea de rancho norteamericano que salían en tantos westerns. Por otra parte, el cine nos permite también entender cómo era la vida en aquellos explotaciones agropecuarias, donde vivían sabios ancianos de origen hispano, con bellas hijas casaderas, capataces de turbias intenciones y religiosos buenos, que cobijaban a los indios apaches. Lo identificas, ¿verdad?
Curiosidades

La ciudad para el bien común


La materialización del concepto “Ciudad de Dios” se nombró como elemento esencial en dos de los tres puntos de la declaración que valoró la UNESCO para inscribir la Universidad de Alcalá en la lista del Patrimonio Mundial.
Curiosidades

Educación humanista y gratuita para todos


San Ignacio de Loyola (1491-1556) fundador, y primer general de la Compañía de Jesús, fue alumno de la universidad cisneriana. Pagó su estancia trabajando en el hospital de Antezana, como te hemos contado ya por ahí.
Curiosidades

Los caballos de Hispania, los Fórmula 1 del Imperio


Los caballos de Hispania se adquirían para los espectáculos de los grandes circos, incluido el Circo Máximo de Roma. En las afueras de Complutum, al noroeste, se encontraba un importante criadero de caballos que hoy conocemos como la Villa del Val.